Buscar
  • Ramiro Navarro Abogados

El "habeas corpus"




No son pocas ocasiones en las que los abogados penalistas nos encontramos ante clientes con unos buenos conocimientos en Derecho Penal, aunque a veces, algo imprecisos.


En algunos casos, cuando entienden que su detención no se ha desarrollado con todas las garantías o es errónea nos solicitan que reclamemos la aplicación del “Corpus Christi”. No piensen que se trata de un acto religioso o de culto, sino que el “Corpus Christi” al que se refieren es al procedimiento de Habeas Corpus, pero ¿qué es realmente este procedimiento y qué importancia tiene para el detenido?

El Habeas Corpus es el derecho que tiene el detenido a solicitar (en el momento de la detención o cualquier otro posterior a la misma) del Juez competente la comprobación sobre si su detención se ha realizado con todas las garantías legalmente establecidas. Incluso cuando la detención tenga su origen en una causa justificada, se podrá alegar el Habeas Corpus si se entiende que los derechos del detenido no se han respetado.

De entre todos los motivos por los que se puede iniciar el procedimiento de Habeas Corpus, el derecho a la información del expediente policial (o mejor, dicho el no acceso al mismo) es uno de los que más problemas nos dan a los abogados en la práctica diaria.


Este derecho supone el acceso a toda la documentación relativa al detenido y a su detención; de ahí que resulte tan relevante el acceso al expediente, ya que nos va a permitir impugnar la detención si consideramos que se ha realizado sin cumplir con las garantías establecidas en la ley.


Es aquí donde entra en juego el papel que como abogados tenemos a la hora de hacer valer los derechos de nuestro cliente; esto supone que se nos permita el acceso al expediente policial completo de nuestro cliente –detenido- para poder examinarlo e impugnarlo si así lo consideramos procedente. Sin embargo, la realidad es otra, y en muchas ocasiones por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado únicamente se nos facilita lo que ellos consideran como “elementos esenciales” de la detención como, por ejemplo, la fecha de la detención o un resumen de los motivos de la misma.


Nos encontramos entonces, ante una situación donde no tenemos información suficiente sobre la causa y en la que el derecho a la defensa de nuestro cliente queda claramente perjudicado, y por supuesto su derecho a la libertad.

De ahí la importancia del procedimiento “Habeas Corpus” y del deber que como abogados tenemos de ponerlo en práctica cuando observemos cualquier irregularidad en la detención de nuestro cliente que vulnere su derecho fundamental a la libertad.



CLAUDIA MOROS

Abogada (Ramiro Navarro, Abogados) Derecho penal.

176 vistas