top of page
Buscar
  • Foto del escritorRamiro Navarro Abogados

El Jardín de las Delicias del mercado de la competencia

Esta obra maestra del Renacimiento, con su detallada representación de la naturaleza humana y sus excesos, es una metáfora visual de la codicia y la manipulación que caracterizan al "Cártel de Coches".
Al igual que en "El Jardín de las Delicias", el escándalo del cártel de coches revela un mundo donde el beneficio y la competencia desleal prevalecen sobre la justicia y la ética, con consecuencias devastadoras para la sociedad.

El escándalo del "Cártel de Coches" ha destapado una realidad preocupante en la industria automotriz europea: la colusión entre grandes fabricantes para manipular precios y condiciones del mercado, afectando gravemente a aquellas personas que adquirieron un vehículo durante los años 2006 y 2013.

Estas prácticas colusorias están empezando a ser habituales en el mercado europeo, destacando recientemente el Cártel de Camiones y el Cártel de las Petroleras.

Es fundamental comprender el impacto directo que estas prácticas tienen sobre los consumidores. El acuerdo entre los fabricantes para mantener los precios artificialmente altos significa que los compradores han estado pagando más de lo justo por sus vehículos, y así ha sido contemplado por la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia en su resolución S/0482/13, de 23 de julio de 2015, la cual identifica como Cártel la actividad de más de 20 marcas del mercado automovilístico, contemplando respectivas sanciones para cada una de ellas.


Además del perjuicio económico directo, el "Cártel de Coches" también pone en riesgo la innovación y el desarrollo tecnológico en la industria automotriz, teniendo en cuanta que cuando las empresas acuerdan no competir en ciertos aspectos, como la tecnología de emisiones o la eficiencia de combustible, se estanca el progreso que podría beneficiar tanto a los consumidores como al medio ambiente.


Desde una perspectiva legal, la formación de un cártel constituye una grave violación de las leyes de competencia, en el caso del “Cártel de Coches”, tal y como señala la CNMC, supone la infracción del art. 1 de la Ley de Defensa de la Competencia y del art. 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. Estas leyes existen para garantizar que los mercados funcionen de manera justa y eficiente, permitiendo que las fuerzas del mercado determinen precios y calidad. Cuando las empresas conspiran para manipular el mercado, no solo están infringiendo la ley, sino también la confianza del público y de sus propios clientes.


A este respecto, aunque la Unión Europea toma cartas en el asunto para investigar y sancionar a las empresas involucradas en los cárteles, sin embargo, no basta con penalizaciones económicas. Las autoridades deben fomentar una cultura empresarial ética y transparente donde las empresas sean incentivadas a competir de manera justa y a priorizar la innovación y la satisfacción del cliente, aunque en la actualidad resulte algo utópico.


Por ello, desde Ramiro Navarro Abogados queremos advertir, a aquellas personas que adquirieron un vehículo durante este periodo, de la posibilidad de recuperar el incremento del coste soportado a consecuencia del “Cártel de los Coches” en la compraventa de sus vehículos. Incluso si han vendido el vehículo posteriormente, pueden beneficiarse de la correspondiente indemnización. Para iniciar este procedimiento únicamente necesitaran presentar la factura de compra del vehículo y/o recibos de la financiación del banco, además del permiso de circulación y la ficha técnica del vehículo.





Iván Barres

Paralegal Área daños competencia

78 visualizaciones0 comentarios

Hozzászólások


¡Gracias por tu mensaje!

bottom of page