Buscar
  • Ramiro Navarro Abogados

La importancia de la figura del abogado en la reclamación de derivados de accidentes de tráfico

Un accidente de tráfico es una situación por la que nadie quiere pasar, ya que se producen una serie de perjuicios como lesiones personales y daños materiales que alteran la rutina diaria y muchas veces ocasionan secuelas permanentes o incluso incapacidades laborales que deben ser valorados adecuadamente para poder reclamar la máxima indemnización por el siniestro que corresponda conforme a derecho.



En estos casos entran en juego las aseguradoras, pero no siempre lo que ofrecen como compensación es lo que verdaderamente corresponde a las víctimas. Tanto si se trata de la aseguradora propia, como si se trata de la de un tercero, se deben examinar a fondo las partidas indemnizatorias para comprobar si es acorde o no. Ante la menor duda, lo recomendable es ponerse en manos de un abogado especialista en la reclamación de indemnizaciones por accidentes de tráfico.


Cuando se produce un accidente de tráfico a causa de un tercero, se genera una pertinente indemnización por los daños y perjuicios sufridos, días de baja médica, intervenciones quirúrgicas o simples gastos médico, independientemente de la figura del perjudicado es un peatón. conductor o acompañante.


De forma frecuente acudimos de forma automática a nuestra compañía de seguros para la gestión y tramitación del procedimiento, encargándoles de esta forma, la asistencia médica y jurídica, olvidando la importancia de un abogado especialista en este tipo de sucesos.


Las pólizas de seguro contienen coberturas de Defensa Jurídica que permiten la contratación de un abogado particular, con un límite cuantitativo que, normalmente, oscila entre 1.500 euros y 3.000 euros, pudiendo ser designado éste libremente.

Además es importante, según Ley 35/2015, de 22 de septiembre, elaborar la perceptiva la aportación de un informe médico pericial para poder calcular la indemnización correspondiente a los daños y perjuicios sufridos, lo cual ha generado que muchos abogados incorporen en sus bufetes médicos especialistas en valoración de daños corporales y con ingenieros técnicos industriales especialistas en reconstrucción de accidentes o peritos biomecánicos, que estudian y determinan la compensación económica ajustándose al caso concreto.


En definitiva, no existe obstáculo alguno para asesorarse con un abogado especializado en la materia, que determine los procedimientos óptimos y necesarios para alcanzar la indemnización más ajustada al siniestro concreto.


77 vistas0 comentarios

¡Gracias por tu mensaje!