Buscar
  • Ramiro Navarro Abogados

IRPH: Europa va a dar una sorpresa a la banca española.



La banca española tiene mucho miedo a lo que la Justicia europea pueda determinar respecto a la anulación del IRPH, en primer lugar, por la cuantía del dinero que tendrían que devolver a los afectados en caso de que el TJUE sentenciara a favor de éstos, en concreto, 44000 millones de euros, lo que supone prácticamente diez veces más del dinero de las cláusulas suelo; en segundo término, porque en Europa no tienen la misma capacidad de presión o de lobby de la que tienen en España dado que, mientras aquí son capaces de provocar que el Tribunal Supremo modifique una sentencia que era desfavorable a la banca, en Europa se han encontrado con tribunales que han detectado las cláusulas abusivas y las han anulado; en tercer lugar, a todo lo anterior hay que sumar el demoledor informe de la Comisión Europea que declaraba con claridad que el IRPH era una cláusula abusiva que había que anular.


El informe de la Comisión fue un aldabonazo para los afectados pero un jarro de agua fría para los bancos que lanzaron hipotecas referenciadas en este índice abusivo.

El informe de la Comisión es muy importante para los afectados, puesto que, además, está fundamentado en los votos particulares de los magistrados del Tribunal Supremo español. Ya no se trata de una nueva conducta abusiva, por mucho que sea legal, sino de que, en un mercado como el hipotecario, no puede existir un índice de referencia tan manipulable como es el IRPH. El índice se extrae de los datos que las entidades remiten al Banco de España referente al precio medio de los préstamos hipotecarios concedidos en el país que, además, incluyen las comisiones y gastos para el cálculo.


La postura de la banca es que se trata de un índice oficial y asentado con casi 25 años de funcionamiento (circular 5/94). En estos momentos, el IRPH se sitúa por debajo del tipo de interés de los nuevos préstamos hipotecarios.


En Europa existen referencias de tipos calculadas de forma similar, con el doble objetivo de reforzar la transparencia y la estabilidad de tipos. Se refiere a que los diferenciales de las hipotecas con euríbor suscritas hoy se sitúan en torno al 1% y el 1,5%, lo que encarece la hipoteca.

0 vistas